Presentación

La educación desempeña funciones esenciales para la vida de los individuos y las sociedades.

Los ámbitos educativos son todos aquellos en los que el individuo está presente y la formación y adquisición de valores resulta permanente, extendiéndose a lo largo de toda la vida. No obstante, la educación escolar junto a la familiar tienen una importancia capital en la formación de los niños/as y jóvenes procurando a éstos su esencial identidad así como la construcción de una concepción de la realidad que integre el conocimiento y la valoración ética de la misma.

La Ikastola es el marco en el que, en coordinación con las familias, se desarrollan los procesos formativos más relevantes hasta los 18 años.

Larramendi Ikastola, nacida de la voluntad popular en 1967, fiel a su compromiso inicial de educación euskaldun, se adapta a las nuevas expectativas y demandas de los padres y madres y alumnos/as que reciben los servicios educativos, así como a los cambios e innovaciones que se van produciendo en la sociedad.

Siendo el Proyecto Educativo el documento que describe el estado ideal entendido por la comunidad, hacia el que han de orientarse todas las actuaciones del centro, ha de responder, de una parte, a las nuevas exigencias y a los progresos habidos en la actualidad y, de la otra, a la finalidad por la que nació la propia institución.